11 de octubre de 2010

El mito de las estatuas que le hacen "cuernos" a la Catedral

Esta debe ser la leyenda urbana por excelencia para cualquiera que hable de los mitos de La Plata, o para la gente que concurre a Plaza Moreno. El mito dice que las estatuas de las Cuatro Estaciones, ubicadas frente a la Catedral, fueron colocadas allí por masones, y que con sus manos le hacen “cuernitos” al templo.

Las mismas son obra del escultor francés Mathurin Moreau y su fundición data del año 1892 en Francia, cuando se hicieron unas 40 que fueron vendidas en varios países. Como su nombre lo indica, cada una de ellas representa una de las estaciones del año.

Fueron adquiridas por las autoridades y se colocaron en Plaza Moreno el 23 de marzo de 1912 pero no como están actualmente, sino mirando hacia los vértices de la plaza. Por lo tanto además de no haber sido colocadas allí por los masones que fundaron la ciudad 30 años antes, estas esculturas no miraban hacia la Catedral sino que lo hacían en otra dirección, con lo cual quedaría descartada esta fábula. En 1946 (66 años después de fundar la ciudad) se reforma la plaza para quedar como todos la conocemos, y en esas obras se cambia la orientación de las estatuas.

La estatua más criticada por quienes creen en estos cuentos es la que representa al invierno, ya que con sus dedos parece estar haciéndole cuernitos a la Catedral (hace varios años algunos vándalos se los habían quitado). Pero en realidad porta un ánfora con fuego, y tiene la mano semiabierta para protegerlo. Y tampoco está haciendo ese gesto, ya que sus dedos están doblados y no rectos.

También vale
la pena mencionar que los cuernos antiguamente no eran vistos como algo malvado, sino al contrario. Cuando se representaba a alguien con cuernos se lo llamaba “cornutto”, que quiere decir “inteligencia”. El diablo tiene los cuernos porque es muy inteligente; no es un símbolo de maldad sino de inteligencia. Lo mismo pasa con la áurea que le hacen a los ángeles o a los santos: no significa que son buenos, es un símbolo de inteligencia. Los cuernos de los machos cabríos también son la inteligencia.


Fotos:
1. Grupo escultórico de las Cuatro Estaciones.
2. Ubicación original de las esculturas antes de reformar la plaza.
3. Como se ve en esta foto, no apuntaban hacia la Catedral.
4. Escultura que representa al Invierno, vista desde dos lados opuestos.

Fuentes:
“La historia oculta de la ciudad de La Plata”, Gualberto Reynal
“Sobre estatuas y cuernos”, C.O.R.
“La Plata y sus misterios ocultos”, Diario El Día, 25/6/2000
“De ‘cuernitos’ y libertadores”, Diario El Día, 7/10/2001
“Mitos de bronce”, La Pulseada, Nº26
“Programa de inventario y catalogación de esculturas en espacios públicos de la ciudad de La Plata”, Municipalidad de La Plata

8 comentarios:

El que ríe en el inframundo dijo...

Muy buen blog! Interesantísimo. Si les interesa la poesía platense: http://revistaforhtedon.blogspot.com/. Saludos

Nico dijo...

@El que ríe en el inframundo: Muchas gracias! Me alegro de que te guste el blog!

Jadee ♥ dijo...

Siempre amé esas estatuas, al igual que los mitos y toda cosa relacionada a ellos y a La Plata.
Excelente el blog!!

Nico dijo...

@Jadee: A mi también siempre me gustaron, aunque el falso color que usaron para pintarlas no quedó bien para mi; lo único bueno es que repararon las partes rotas de esas y otras estatuas de la ciudad. Y gracias por los comentarios!! Espero que sigas leyendo las entradas y con ese interés por la ciudad.

Santino dijo...

Muy buen blog!!!despues chusmeo a ver si se nota mucho te felicito hay un tunel cerca de mi escuela ¿sera de los masones?

Misterios de La Plata dijo...

@Santino: ¡Muchas gracias! No se a que escuela vas pero no se han encontrado túneles bajo las escuelas, solo espacios subterráneos que tienen algunos edificios sobre todo los más antiguos. Y los masones no hacían túneles, si edificios como una gran parte de los palacios públicos fundacionales.

Tomás dijo...

Buenos días a todos y muchas gracias por compartir tanto sobre moda y diseño. Para los que estamos dando los primeros pasos, este tipo de recursos nos ayuda mucho a aprender y mejorar. Les comento que hace un tiempo hice un curso y empecé a diseñar mis propias esculturas. Estaría bárbaro que nos recomienden también otros sitios en donde salir a vender el diseño que producimos. Gracias y saludos desde Lanús, Buenos Aires!

Enrique Agustini Felices dijo...

Se descarta la "fábula" porque las estatuas no miraban a la catedral, y el francés que construyó las estatuas no era francmason porque no fue uno de los francmasones que construyeron la ciudad. ¿Estás pensando bien? Te invito cordialmente a que reconsideres tu proceso lógico.